Entrevista a Pablo Benavente

“Hay muy pocas críticas que tengan un argumento sólido detrás, y demasiada competencia desleal en un mundo que debería centrarse en que, el auténtico enemigo, es la persona que no lee, no el que lee a otros.”

Pablo Benavente deja claro con sus palabras la clase de poeta que es, y poetas así, no necesitan una presentación innecesaria u ornamentada con palabras que vais a ver reflejadas en la entrevista, y en sus poemas. Todo lo que tenía que decir lo he dicho en la reseña de Izar la negra y en la entrada de Poesía de Pablo Benavente

No obstante, esto no significa que en próximas entradas no aparezca, porque sí, todavía va a aparecer en una entrada más, pero porque era necesario. Y que en esa entradas os hable de la belleza de su poesía es algo inevitable. Por lo que para no hacerme pesada os dejo la entrada sin haceros una gran introducción de los motivos que me llevan a recomendaros tanto a este poeta.

Espero que disfrutéis esta pequeña entrevista que le he podido hacer:

  • Como he dejado ver, lo que más me ha llamado la atención dentro de su poesía es la evolución que he notado en Izar la negra respecto a Circo de quimeras ¿ha sido una evolución premeditada?

Ha sido una evolución necesaria. Circo terminó de escribirse con dieciocho o diecinueve años, Izar con veinticuatro, las personas que mandaron ambos borradores son totalmente distintas, pero, en esencia, la misma. Premeditado no creo, simplemente veo el mundo con otros ojos, otras experiencias, otro nivel de madurez.

  • En esa evolución ¿cómo influye el cambio de ciudad?

Bastante. En el caso de Circo a Izar, fue el cambio de La Línea y Sevilla a Granada. Encontrar un sitio donde me sentía cómodo, un ambiente que me llena, de repente, y me enseña una seguridad que no sentía antes, y que me lleva a centrarme más en el mundo y sus carencias, no sólo en las mías.

  • ¿Se ha planteado escribir dentro de otro género literario?

Con la poesía empecé con dieciséis o diecisiete, antes fantaseaba con una novela, pero soy algo -bastante- inconstante. Mi primer intento de libro hablaba sobre un chico al que daban caza por tener el poder de moldear el mundo a su antojo. Tipo dios. Y sus predadores tenían la habilidad de volverlo un simple humano más, cuando se acercaban a él. Creo que reflejé más de un miedo en esa historia, tendría unos catorce o quince años.

  • Lo más importante para conocer a un escritor es conocer sus lecturas, por lo que una pregunta obligada es ¿cuáles son los escritores, en todos los géneros literarios, que lo han marcado desde que comenzó a leer?

Clive Cussler -me enganchó a leer desde muy joven-, Ángel González -me enseñó la poesía-, Mario Benedetti, Bob Dylan, Charles Simic, Bukowski, Ana Pérez Cañamares, David González, y un largo etcétera. Sigo descubriendo la literatura como la primera vez con cada nuevo autor que me recomiendan los anteriores.

  • ¿Qué es lo más importante que ha aprendido de la literatura?

Has, Mai, que me sumas años con un usted que no me he ganado. De la literatura y de mis padres he aprendido toda la teoría que sé de la vida, el resto es ensayo y error.

  • ¿Qué es la poesía, entendida desde su punto de vista?

El uso de la palabra para transmitir más que la narrativa u otros estilos de literatura mediante la musicalidad, el ritmo, la métrica, forma o la rima (algunas, varias o todas). Decir que no se tiene o busca alguna de ellas es como decir que quieres hacer música en silencio.

  • En la mayoría de los casos se empieza a escribir por amor sobre amor, pero ¿cómo se da el salto a escribir de cualquier otro tema?

El otro día discutía en la Casa del Libro sobre una opinión que, junto a Elisa Levi, defendíamos a capa y espada: a la poesía social se llega. Con esto me refiero a que, si tienes un instinto revolucionario innato, una implicación social, o unas ganas de denunciar la injusticia que ves o te rodea, escribes una columna crítica en un periódico o un blog, no escribes un poema. Para usar la poesía en esa dirección, creo, debes tener la herramienta, y creo que es algo muy íntimo como para que seamos tan poco egoístas de no empezar a usarlo con nosotros mismos. El salto está en la madurez, creo. Llega un punto en el que hablar lo mismo, una y otra vez, cambiando fechas, colores y lugares, cansa. Me vuelvo más crítico, sólo escribo cuando creo que merece la pena hablar de ello.

  • Basándome en palabras de Javier Egea “Nunca escribo poemas sueltos y luego los convierto en un libro […] Concibo el libro como un todo. Es una aventura con principio y final.” ¿Qué opina sobre esto? ¿De qué forma enfoca un nuevo libro?

Cómo contradecir a Javier. Un libro debe decir más que sus poemas por separado, así como un disco debe tener un mensaje por encima, o una exposición de cuadros algo en común, además del autor. No tengo claro cómo enfocar algo nuevo, pero con Izar tuve claro que el mensaje, la esencia, era romper con todo lo que seguí y creí en Circo, romper con mi egoísmo infantil, y luchar y apostar por algo que merezca la pena. Por algo de lo que no pudiera arrepentirme.

  • ¿Por qué ha cambiado de editorial para publicar su segundo libro, Izar la negra?

Desacuerdos varios con Marcos y prisa, por mi parte, en publicar algo más acorde a mi estado actual. Los dos libros están donde deben estar, cada día lo tengo más claro.

  • Izar la negra está publicado con Frida Ediciones, y sin duda ha llegado a muchos lectores, pero hay otros lectores que no lo han leído por el simple hecho de publicar con esta editorial, debido a los libros que suele publicar ¿qué opina de esto? ¿Qué le parece la línea editorial que tiene Frida Ediciones?

No me gustan todos los libros que publica Frida, igual que no me gustan todos los temas de Quique González. Tener ese juicio es una soberana gilipollez. Es como si pidieras una entrevista personal a cada trabajador de la empresa a la que quieres entrar y, si alguno no te cae bien, rechazases el trabajo, o se te criticara por no hacerlo. Frida tiene un comienzo musical, y la música lleva muchos años con el pie del terreno económico pisando más fuerte. En la literatura esto es relativamente nuevo.

En resumen, pueden gustarte, o no, los métodos de Frida -que, en algunos casos, como el interés, la lucha y el factor marketing, lo hace mejor que, o son mejores que los de, ninguna otra editorial actual-, pero no puedes comparar a los autores de Frida. Cada uno es de su padre y su madre. Es imposible comparar, ni meter en el mismo saco, a Felipe Benítez Reyes, Joaquin Pérez Azaustre, Ruben Tejerina y Pedro Andreu con Defreds, Luis Ramiro, Iago, o yo mismo. Para empezar porque Frida tiene colecciones distintas, y perfiles distintos.

Es más fácil criticar un libro que publicarlo, y, hoy en día, esto es difícil de digerir. Hay muy pocas críticas que tengan un argumento sólido detrás, y demasiada competencia desleal en un mundo que debería centrarse en que, el auténtico enemigo, es la persona que no lee, no el que lee a otros.


 

200w_dComo siempre, gracias a todos los que estáis detrás de esta pantalla, y sobre todo, a Pablo Benavente, no solo por la entrevista sino por ser un imprescindible de este blog.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s