Reseña "Laura y el sistema" de Pedro Andreu

9788494268625La vida, la puta vida se nos escurre entre las manos.
En épocas donde los problemas, la sociedad y la economía nos corrompen el alma, Pedro podría engatusarnos con cantos de sirena, pero él no es así. Él es directo, él mira de frente a la vida, la agarra por el cuello y la insulta, la vapulea hasta quedarse sin aliento, la llama estúpida, la llama puta, y la agita sin cesar en busca de respuestas.
Laura y el Sistema es un viaje por la vida de Andreu, llena de paisajes agridulces, de fotos amarillas, de farolas que parpadean en callejones oscuros, de ciudades polvorientas en medio de desiertos plagados de Iguanas.
Pero no te equivoques. Este libro no es tan frío y crudo como su color sugiere, este libro está lleno de luz, pero no de esa luz azul radiante de meseta central en verano, sino de luz sorpresa que se escurre entre los cúmulos de Noviembre.
Esa luz se llama Laura.
Supongo que todos conocéis la frase de Sabina de “el amor cuando no muere mata, porque amores que matan nunca muere.” Ahora, tenéis que coger esa misma frase y cambiarla. Donde pone la palabra amor tenéis que poner poesía. 
Eso es lo que os vais a encontrar en este libro: una poesía que te mata, porque si no te mata, perdonad que os diga, no es poesía. 
Después de leer El secadero de iguanas necesitaba leer la poesía de Pedro Andreu “por prescripción poética del médico” (¿Tragédias?). Y el ejemplar de Laura y el sistema lo gané en un sorteo que hizo el autor por Instagram así que os recomiendo que lo sigáis por si hace otro y tenéis la oportunidad de ganar un ejemplar, con su crudeza, su realidad y su poesía. Además de que podréis ver muchos de sus poemas. Esos poemas que voy a intentar describiros con la intención más clara de que lo leáis. 
El lenguaje del libro es crudo, el mismo que encontré en El secadero de iguanas. Un lenguaje real como la vida misma, que nos rodea y envuelve hasta darnos ese aire que tanto necesitamos para ver con más claridad el mundo. Pedro Andreu retrata en sus poemas, a través del lenguaje, la desgarradora sensación de la vida en todos sus aspectos y versiones. 

“Por eres tan idiota. Tan puta. Tan deprisa.

Dime, mi vida, mi pequeña, dime:

por qué tanto dolor, tantos problemas siempre.

Por qué tan para nada nunca todo.”                                                                      (Tempus fugit)

 La vida es un tema muy importante en el libro, una vida que se entrelaza con otros temas principales, haciendo unas combinaciones de temas, y como resultado, poemas agridulces con su parte correspondiente de crudeza y realidad y su otra parte de belleza poética y mensaje. 
Estos temas son, además de la vida, el tiempo, el amor o la sociedad, entre otros que saldrán a lo largo de la reseña.
Me gustaría analizaros el libro poema a poema, incluso verso a verso pero como es del todo imposible voy a hablaros de las partes, por separado, intentando concretar en cada una de ellas todo lo que pueda. Por mucho que intente sintetizar, será una reseña más larga de lo habitual.

Estado de malestar

Para resumir esta parte, compuesta por 12 poemas, me parece que hay tres poemas esenciales que marcan la temática y la personalidad. 

Uno de ellos es En estado de espera, que es el primer poema con el que nos encontramos. En él, Pedro Andreu deja ver las intenciones de esta parte de una manera clara. 

“Algo que me alivie.

Algo. Lo que sea.

Por ejemplo: tú.”                                                                                             (En estado de espera)

Lo que podemos ver, tanto en este poema como en esta parte, es la cara desencantada de la tristeza que va pesando, junto con los años. En medio de esa tristeza, en medio de esas ganas de nada, lo único que sirve para estar en calma es ella.

El recuerdo de la infancia, en vez de ser una vía de escape como ocurre en muchos autores, se convierte en un recuerdo crudo de una realidad que no intenta idealizar el pasado.

Este poema nos sitúa en lo que nos vamos a encontrar a lo largo del libro, nos abre los ojos, nos abre el mundo de la poesía de Pedro Andreu.

Tempus fugit es el segundo poema y otra vez vemos la declaración de intenciones. Como bien todos sabemos tempus fugit es un tópico de la literatura, uno de los más aclamados. Y es cierto que muchos autores han hablado de este tema,  ya sea de una manera solemne o pasando más desapercibido, comenzado en Virgilio y terminando en nuestros días.

Pero, lo que hace Pedro Andreu es hablar de este tópico adaptándolo tanto a las palabras como a los pensamientos de nuestro tiempo, lo que hace que lo veamos de una manera más cercana, humana y real, adjetivos con lo que podemos describir cualquier poema de este libro. Es muy fácil sentirse identificado cuando el poeta habla de la vida de todos desde su propia vida.

Este poema ha sido mi favorito de todo el libro. Ha conectado conmigo como hacía tiempo que no conectaba ningún poema, pero es que es tan real lo que cuenta, tan agrio por la sensación de vacío que puede llegar a dejar y tan dulce por la manera de emanar poesía por cada una de las letras, de los puntos y las comas. Es imposible no sentir como te mata después de leerlo. 

“La vida escribe en serio 

lo que los años borran

en la broma final 

que nos hace la muerte.”                                                  (De vida, muerte y papel de váter)

Después de estas declaraciones poéticas tan rotundas alejadas de lo políticamente bello, adaptando la poesía a las necesidades de los lectores y no alejándola a un mundo de ideas, nos podemos seguir recreando con los poemas. Con más variedad en los temas pero teniendo siempre presente el tiempo que no vuelve, que pasan los años y la vida no deja parar el reloj del tiempo. Ella como vía de escape a un mundo. 

Volviendo una y otra vez al pasado, al recuerdo de las mujeres que han construido la vida que en la que vive ahora. 

Un estilo peculiar que podemos encontrar es el juego de palabras del autor en muchos de los poemas. Un juego que no es típico ni predecible, no aburre sino que crea dinamismo en los poemas sacando una sonrisa al lector.

“Me duelen las macetas 

donde todas las mujeres 

me dejaron plantado.”                                                                                  (Dolores inconcretos)

Como ya he repetido varias veces, Pedro Andreu tiene un estilo de poesía crudo, pero lo que más me ha fascinado al leerlo ha sido la capacidad de crear un poema bello, que conmueva el lector con los aspectos más negativos que podemos experimentar en la vida, convirtiéndolos en un buen sabor de boca para el lector.

Por último, para terminar la primera parte, quiero terminar con una breve nota sobre el último poema de Estado de malestar: Vivalgia.

En este poema es un canto a la vida, el cual me parece la forma perfecta de terminar esta parte. Un canto a la vida en todos los aspectos, pase lo que pase. 

“Vivir sin ganas aunque sea,

porque ya llegarán 

las vivas ganas de estar vivo de nuevo.”                                                                         (Vivalgia)

Capitalism

De nuevo, el tema de la parte es muy claro y se revela con facilidad. Por el título del esta parte podemos intuir el tema pero lo vemos más claro todavía al comenzar el primer poemas, escrito en prosa poética. 

“En la bañera, con agua, tienes una cría de político.”   (De políticos y otros monstruos)

La intención que tiene el autor es comparar a los políticos con otros monstruos, que se alimenta de sufrimiento y empiezan pidiendo poco dinero, céntimos, hasta llegar a billetes. En este poema se retrata la imagen que dan los políticos a los ciudadanos. 

Pero este parte está lejos de englobar en la crítica solamente a los políticos. No se salva nadie. 

Sigue en su línea de lenguaje crudo y certero, dejando huella con cada palabra escrita en el papel. Y ya no únicamente deja huella por las palabras sino por los temas: una crítica a esta sociedad en todos los aspectos. Tocando los cimientos en los que nos apoyamos, dejándonos sin escudo de protección. Nos hace ver la otra cara de lo que no vemos en las noticias, si es que en ellas alguna vez podemos ver algo, esa cara que no tenemos presente. 

Crítica hacia algunos poetas consagrados, esos que ponen el nombre bien grande en la portada del libro porque es por eso por lo que venden, no por el contenido. 

“Pinocho no era más que un trozo

de madera podrida, eso sí, 

con pandilla de amigos 

y buena propaganda,

como ciertos poetas consagrados.”                                          (El mismo cuento de siempre)

 

Una crítica a la sociedad en la que no se salva nadie en 7 poemas que componen la Capitalism.

Y aunque es cierto que hay mucho material del que me apetece hablaros, porque de este libro lo único malo que puedo decir es que hay demasiado contenido y que voy a dejar muchos temas en el aire, no quiero hacer esto eterno, aunque puede que ya sea tarde.

Laura y el sistema

En esta parte encontramos el mismo número de poemas que al principio, pero sin embargo se me ha hecho algo más larga de leer, o mejor dicho, la primera parte la devoré con demasiadas ganas.

“Tengo un carnaval contra tristezas

muy cerca de las manos, 

un sábado a la noche en los bolsillos.” 

El lenguaje de esta parte no cambia. Únicamente podemos puntualizar un lenguaje más sincero, más explícito, también porque esta parte habla en muchos poemas de amor, de amor y crítica social en otros. 

No ha conectado conmigo como las otras dos partes, eso es cierto, pero lo malo de decir esto es que puede llevar al pensamiento equivocado de que no me ha gustado, y no tiene nada que ver. Únicamente en esta parte he encontrado poemas que no han conectado tanto conmigo por lo que desde la objetividad, por mucho que me hayan gustado los poemas tengo que decir que es la que menos me ha transmitido pero en conjunto. 

“Practicas nuevas formas 

de andar mal por mi vida. 

Pero hacerlo a tu lado.”

Esta parte, a grande rasgos, es mezcla de las anteriores pero tratando en el tema principal el amor. 

Y si, ahora voy más rápido pero creo que la idea del libro que quiero dar la he explicado, sobre todo en la primera parte que es donde más me he entretenido. 

Revoluci@name

Esta es la parte dedicada a frases o versos sueltos. No soy partidaria de esta parte en ningún libro y no me gusta que esté al final porque me estropea un poco lo muchísimo que me ha gustado el libro. 

“A la sombra del mundo, aprendí a hacer mis propios soles de ti.

Y aún me siguen quemando.”

Las frases son maravilla, son fragmentos que si sois personas normales sin tantas manías como yo seguro que os encanta y termináis el libro entusiasmados con la lectura. Yo terminé así pese a esta parte. 

“A cuatro patas te pones tan hermosa que la ciudad esconde sus antenas y hasta el amanecer tiene celos de mí.”

Podría leer cualquier cosa que fuera escrita por Pedro Andreu, eso es un hecho, y aquí no tenemos una excepción. El problema no es el contenido de la parte, sino, más bien, dónde está ubicada,  porque la calidad, aunque no me gusten los versos sueltos, es evidente. 


En conjunto es un libro que pide ser leído, que todo el mundo necesita leer para descubrir una poesía que lo mate de verdad como solo algunos poetas saben matar. 

Los otros días vi una frase que creo que viene muy bien para describir esta poesía:

“un autor que se impone restricciones léxicas o temáticas se está adelantando a su propia muerte, al cierre de su obra”

-César Aira

Pedro Andreu no se pone ninguna restricción léxica ni temática lo que hace de sus poemas unos poemas vivos y eternos al paso del tiempo.

Después de este leer este libro las únicas palabras que se pueden pronunciar son de agradecimiento a Pedro Andreu por dejarnos disfrutar de su poesía, una poesía como pocas en calidad, estructura y variedad.

 

 

 

 

Anuncios

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s