Reseña "Izar la negra" de Pablo Benavente

Es esta absurda sensación de que ya lo quiero todo contigo,

de que nadie puede cantar, seguro, más alto que tus gemidos,

de que sabías demasiado del destino como para atreverte a

llamarlo azar,

que das para libro, que no eres perfecta,

eres exacta,

que no te quiero

porque quererte, pequeña putada, quererte sería darle meses

de ventaja al mundo

y quiero aprovecharte cada segundo que te cuelgue del rostro.

Hoy hemos abandonado las foto con flores por la bandera pirata porque en esta entrada vamos a izar la negra.
Cuando termino un libro y pienso en hacer la reseña, lo primero que hago es buscar reseñas por los blogs para ver distintas opiniones, pero, para mi sorpresa, no he encontrado ninguna reseña de Izar la Negra, y me ha sorprendido porque Frida es una editorial que llega a un gran número de lectores y he visto reseñas de Casi sin querer, Mi chica revolucionaria o Herido Diario. La única aportación que he podido ver ha sido en una recomendación que hizo Carlos Carranza de La Cueva de Charles
Izar la negra está escrito por Pablo Benavente, un poeta perteneciente a La Generación Encantada, como ha llamado David González a esta generación de poetas que está consiguiendo que la poesía esté en los escaparates y no en un rincón al final de la librería. Además de ponerle un nombre a esta generación, David González escribe el epílogo, Marca Negra, algo que hace un poco más llevadero cerrar el libro. Y después de lo que dice sobre la poesía de Pablo Benavente creo que poco se puede añadir. 
“Ahora podrías empezar
admitiendo 
que saber qué cara quieres ver al morir,
en el fondo, te está matando”

Lo que nos vamos a encontrar en Izar la negra es una poesía cercana al lector, con aire revolucionario, porque este libro es una carta de navegación para surcar otros mares ondeando la bandera pirata, la bandera de la libertad.

Pero vamos a analizar el libro por partes: en primer lugar, lo que quiero destacar es la extensión de los poemas, a lo mejor es manía mía pero no soy muy fan de los poemas largos, y con largos quiero decir más de 3 páginas. Es una de las cosas que más me ha podido gustar, los poemas son claros, con una idea principal y el poema se desarrollo centrándose en esa idea, y no hay 10 versos de adorno que no vienen a decir nada. Solo hay dos poemas que son algo más largos, Haizea y Gracias, pero dentro de lo normal. En relación a esto va el estilo directo de Pablo Benavente, porque si no fuera directo no podría escribir la idea sin dar una vuelta y eso yo, personalmente, lo agradezco porque me gustan los estilos directos y bien hechos. Esto último nos lleva al siguiente punto a resaltar: son poemas de los que se pueden sacar frases preciosas, y no un conjunto de frases bonitas que forman un poema. Con esto quiero decir que lo que vais a encontrar en Izar la negra es autentica poesía, no va a ser poesía barata de redes sociales. Es una poesía madurada que expresa justo lo que quieres expresar, siendo directo y usando un lenguaje actual o usando cualquier palabra que tenga que ir en el poema que no sería lo más poético como smartphone en estaciones en curvas. Pablo Benavente usa palabras comunes, del día a día, para hacer poemas que representan el día a día, los momentos comunes que todos vivimos. Contando, desde la experiencia propia, momentos de la vida de todo el mundo.

“Esto fue como para una bala juntos.
La paramos, sí,
pero uno de los dos tenía que ponerse delante”

Como dice Luis García Montero, “el poeta tiene que tener conocimiento de la tradición pero también una sabiduría callejera”. Eso se ve muy bien reflejado en las referencias que podemos encontrar en Izar la negra: podemos encontrar alusiones a poetas de le envergadura de Charles Simic, Ángel Gonzáez, Goysitolo o Pizarnik. A la vez que encontramos poetas de su propia generación, como Escandar Algeet o Suso Sudón, entre otros poetas y escritores.

Pero las referencias no son solo en el campo de la poesía. Podemos encontrar referencias a series como es el caso de En memoria de Jax Teller, personaje de Sons of Anarchy o incluso personajes de comic que han dado el salto a la pantalla como es el caso del Joker.
También encontramos diversas referencias al mundo de la música con mención de los Rolling Stone, Bob Dylan o Bonnie Tyler.

En las referencias mencionadas creo que queda bastante visible la idea que defiende García Montero.

“España, país de soñadores.
Viviendo una auténtica pesadilla”

Los temas que aborda el libro no son una novedad, porque son los temas por excelencia de la poesía: el amor o la denuncia social están muy presentes en el libro con poemas como la chica del vestido blanco o sueños para un país. Pero también encontramos poemas que reflexionan de una manera directa con la forma en la que vivimos como es el caso de estación en curvas, aunque para ser totalmente sincera la reflexión creo que está presente en todos los poemas, ya que tanto los de amor como los de denuncia social se escriben desde la reflexión. Y aunque los poemas de amor sean el tópico de la poesía, el problema no está en escribir mucho o poco de amor, sino en la forma en la que se hace y sostengo la firme idea de que desde la forma en la que se retrata al amor en Izar la negra no es la forma en la que se habla del amor en muchos poemas, aquí se habla del amor desde la experiencia, no de una forma figurativa en la que se reflexiona sobre el amor por el mero hecho de reflexionar sobre él.
Lo que hace que los poemas no se hagan monótonos es que cuando estas leyendo un poema de cierto tema se puede terminar mezclando con otro tema secundario en el poema y hacerlo con versos que de repente aparecen para cambiarle el sentido al poema.

“No trates 
de recomponer a alguien que vive por piezas.
Él fue quien eligió de que pedazos 
desprenderse”

Antes he mencionado la extensión de los poemas, y he de añadir que además de lo que he dicho de que no son muy largos y tiene una extensión adecuada hay otro tipo de poemas en el libro: los poemas “sin título” que solo se componen de 2 versos, a excepción de ley mordaza, que además de tener título tiene 3 versos. Y por último esta cañonazos, que es como se titula una serie de mini poemas de 2 versos el más corto y 5 el de mayor extensión, aunque hay “versos” que solo son una palabra.

Si os gusta la poesía os lo recomiendo porque aporta un aire fresco pero sin perder calidad, algo que es complicado. Si no os gusta la poesía y queréis empezar creo que es el libro ideal, porque al ser una poesía con toques narrativos hace que sea más fácil la lectura, además de que si leéis cualquier autor corréis el peligro de que no volváis a leer poesía por una mala experiencia.

Otra razón para leerlo es que los mundos idealizados de una parte de la sociedad, en este caso los piratas, como Espronceda, o los gitanos en Lorca, siempre ha sido una gran fuente de inspiración que ha creado poemas que son una maravilla, y aquí tenemos un nuevo caso.

La escuela nos ensaña la tradición del pirata, de la mano de Espronceda

“Con diez cañones por banda,viento en popa a toda vela,no corta el mar, sino vuela,un velero bergantín;”
ahora, por libre, estamos lo suficientemente preparados como para abordar, de nuevo, un barco, así que toca izar la negra.

Para despedir la entrada, en vez de hacerlo yo, os dejo las ultimas líneas del prólogo, Parlamento, escrito por Alberto Claver.
Otra de las cosas que hace que este libro sea tan completo es que el prólogo y el epílogo son parte de él, haciendo que se disfrute también de su lectura, y os lo digo porque yo soy muy de saltarme los prólogos y los epílogos. Pero en este libro, como buena historia pirata, no hay nada aburrido.

“marcados por la negra
nos declaramos piratas, poetas
con la labia de jack sparrow
y el alcoholismo de Johnny depp.”
Anuncios

9 comentarios

  1. Con reseñas así, dan ganas de ir a asaltar una librería y comprarlo para ponerse a leerlo inmediatamente. Ten por seguro que el próximo capricho que me dé, será este libro, gracias a ti.
    P.D.: Me ha encantado lo de “no va a ser poesía barata de redes sociales”.

    Me gusta

  2. ¡Guau! De verdad, me ha impresionado muchísimo esta entrada. Ahora mismo me apetece muchísimo ponerme con “Izar la negra”.

    Tengo que admitir que yo no suelo leer poesía, aunque me gustaría cambiar ese aspecto. Me cuesta mucho entender los poemas y más aún que me gusten; pero solo de leer los versos que has puesto y de leer tu opinión quiero dale una oportunidad a este libro. Creo que puede gustarme y me ha llamado mucho la atención. Sin duda lo apunto y espero poder leerlo pronto ^^

    Gracias por la reseña, de verdad. ¡Besos!

    Me gusta

  3. Hola, ya estoy por aquí como te dije y he leído tu estupenda reseña. Seguro que acabo leyendo este libro que propones, me gusta ir conociendo autores de los que ni tan siquiera he oído hablar, y me gusta ir alternando diferentes géneros. Cuando lo lea no dudes que me pasaré a comentarlo contigo.
    Un abrazo

    Me gusta

  4. ¡Hola!

    No conocía ni la obra ni al autor, pero sin duda me los apunto. Me ha encantado la manera de reseñar, muy completa!!

    Mil gracias por el comentario, me quedo por aquí!

    Un besote.

    Me gusta

  5. ¡Hola! Por aquí estoy también para ver tu reseña, que la hemos subido casi a la vez jaja
    Muy buena la reseña porque la has hecho muy completa además te ha gustado bastante como a mí. De los últimos poemarios que he leído ha sido de los que más me ha gustado, Pablo Benavente escribe genial 🙂
    Sin duda me leeré más de él.
    ¡Saludos!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s